Recetas de pastel de cabracho

Cómo hacer el pastel de cabracho

Pastel de cabracho con salmón y langostinos

Pastel de cabracho con salmón y langostinos

El pastel de cabracho es una preparación que permite un gran número de ingredientes, por lo que siempre podemos hacerlo de una manera diferente y probar nuevos sabores.

Por ello, queremos proponeros otra receta para que la hagáis con vuestra Thermomix, pastel de cabracho con salmón y langostinos.

Sí, puede parecer un poco caro nada más leer los ingredientes principales, pero cambiando la pescadería por la tienda de congelados, podremos conseguir el pescado por menos dinero del que podemos imaginar en un principio.

Para su elaboración necesitaremos:

  • 250 gramos de cabracho congelado.
  • 250 gramos de salmón congelado.
  • 10 langostinos enteros congelados.
  • Un litro de agua.
  • 200 gramos de nata líquida.
  • 200 gramos de tomate triturado.
  • Un pellizco de pimienta negra molida.
  • 6 huevos.
  • 5 palitos de cangrejo.

Modo de elaboración

Después de haberlo descongelado, envolveremos el pescado en film transparente, procurando que quede bien envuelto para que se haga en sus propios jugos con el vapor cuando lo colocaremos en el recipiente varoma.

Llenaremos el vaso de la Thermomix con agua y programaremos unos 15 minutos a temperatura varoma y velocidad 1. Tras 10 minutos de cocción podemos echar los langostinos en el agua o dejarlos en el recipiente varoma para que se hagan con el vapor.

Cuando acabe el tiempo lo retiraremos todo y quitaremos las cabezas a los langostinos, la piel y las espinas al pescado, desmenuzándolo para asegurarnos de que no queda ningún resto.

Pondremos todos los ingredientes en el vaso vacío junto a un poco de sal y programaremos 12 minutos a 90 grados de temperatura y velocidad 4.

Mientras tanto, podemos forrar con film transparente un molde rectangular o también podemos engrasarlo un poco, con lo que conseguiremos poder desmoldar más fácilmente el pastel cuando esté listo para servir.

Al finalizar, verteremos toda la mezcla en el molde y lo dejaremos enfriar. Sabrá mucho mejor si lo enfriamos durante unas cuantas horas en el frigorífico o incluso lo dejamos para el día siguiente.

Consejos

La forma de presentación puede ser de lo más sencilla, con un trozo del pastel en un plato pequeño, o algo un poco más elaborado, acompañada de un buen puñado de lechuga cortada en juliana.

Sobre él el trozo de pastel podemos poner unos cebollinos o unas hojas de perejil y en una esquina del plato unos cuantos biscotes o rebanadas de pan tostado. En la mesa no pueden faltar dos recipientes con mayonesa o salsa rosa.